GUÍA: PREVENIR LAS RABIETAS

GUÍA: PREVENIR LAS RABIETAS

Todos tenemos rabietas. La diferencia es que nosotros hemos aprendido a controlarlas. En esta guía no centraremos en como prevenirlas, ya que hay ocasiones, que interviniendo a tiempo y de un modo concreto, podemos hacer que un rabieta no llegue a explotar. Aquí os presento algunas claves a tener en cuenta. En otra entrada os explicaré como gestionar aquellas rabietas inevitables y muchas veces necesarias.

l

Respétale

Acuérdate de que la base de todo es el respeto. Respeta a tu hijx  igual que respetas a cualquier otra persona. Respeta sus ritmos y sus necesidades.

l

Entiéndele

Al igual que las personas adultas, lxs niñxs también tienen días peores y mejores. Es muy posible que si un niño o una niña haya tenido un mal día, no se comporte de la misma manera que cuando ha tenido uno bueno. Muchas personas nos descargamos de nuestras frustraciones con lxs más cercanxs. ¿Cuántas veces le has dado una mala contestación a tu pareja o a tu madre por TU mal día?  En el caso de lxs niñxs es igual. Tenemos que entenderles y a la vez hacerles entender, que aunque hayan tenido un mal día tienen que saber controlarlo. Pero eso no lo pueden entender  hasta los 4 o 5 años. Así que, hasta entonces, tenemos que ayudarles a lidiar con sus problemas, en vez de enfadarnos.

Sus necesidades básicas cubiertas

Puede que tengan hambre, sueño, que estén cansados, que estén agobiados… antes de crear un conflicto, es necesario que nos aseguremos que tienen sus necesidades básicas cubiertas.

Puede que simplemente necesite brazos, caricias, teta…

l

Puede estar agobiadx

Cuidado con los agobios. Cuando una persona adulta se agobia por estar en un sitio que no quiere, simplemente se va. Muchas veces obligamos a lxs niñxs a estar en sitios donde no están cómodxs porque a las personas adultas nos apetece. Es algo que tenemos que intentar evitar. A veces tenemos que cambiar nuestros planes. Piensa que solo serán niñxs una vez, y que llegara un día en el que no quieran estar con vosotrxs. Aprovechar el momento ahora.

l

El aburrimiento

También tenemos que entender que se aburren. A veces les obligamos a estar sentadxs durante una comida familiar, mientras las personas adultas tenemos conversaciones que ellxs no entienden. Imagínate estar en una comida con ingenierxs de aeronáutica hablando entre ellxs de la mecánica del usillo del motor 456B. ¿Cómo te sentirías si ni siquiera hicieran el esfuerzo de involucrarte en la conversación o de explicarte el tema?  Lxs niñxs se sienten parecido.  Ellxs necesitan moverse, explorar, jugar…

l

Nuestras exigencias

A veces les exigimos cosas que realmente no tienen tanta importancia. Les obligamos a ponerse toda la ropa que nosotros elegimos, les pedimos que se laven la cabeza a conciencia aunque no tengan la capacidad, les pedimos que no se ensucien mientras cenan macarrones con tomate…  les pedimos cosas casi imposibles!

l

No entienden las normas

Hasta los 3 o 4 años lxs niñxs no entienden las normas. Simplemente las cumplen porque nosotrxs se lo pedimos.

l

Pedirle según la edad

Tenemos que pedirles según la edad que tengan. No se le puede exigir a un niño de 1 año que se ate los cordones por ejemplo. Hay que ir a su ritmo, y entender que a veces aunque sepan hacer las cosas, simplemente quieren nuestra atención, y se la merecen.

l

¿Qué carácter quieres que tenga cuando sea una persona adulta?

Cuando un/una niñx tiene carácter, opina y nos lleva la contraria, no nos gusta, en cambio es lo que nos gusta en las personas adultas. Nos tenemos que alegrar de que lxs niñxs tengan estas cualidades y no censurarlas, ya que podría ser peligroso. Si creamos niñxs sumisxs, puede que se conviertan en adultxs sumisxs, y eso puede llegar a ser un problema. Es bueno que lxs niñxs analicen las normas, ya que así llegarán a ser críticxs, que es uno de los objetivos que nos gustaría conseguir.

l

Flexibilidad

Nos tenemos que olvidar de la perfección, de los horarios de las rutinas que hay que cumplir si o si. Hay que ser flexibles.

  • No te puedes levantar de la mesa mientras comes
  • Recoge tu habitación antes de cenar
  • Acuéstate a las 9 en punto
  • Ve a casa en 10 minutos
  • Actividades extraescolares, deberes…

Son demasiadas cosas a tener en cuenta

l

Adaptar la casa al/a la niñx

Lo mejor es no tener que prohibir nada. Para ello, el hogar tiene que estar adaptado. Si todo lo que está a la altura del niño o de la niña puede ser manipulado por él o ella, no tendremos que poner normas en cuanto a eso.

Tenemos que recordar que el hogar es de todxs, así que todos tenemos derecho a disfrutar del espacio.

Eso  quiere decir que tenemos que garantizar la seguridad de nuestrxs hijxs, para así puedan disfrutar de todos los espacios.

l

Facilitar la autonomía del/de la niñx

Esto lo conseguiremos si les brindamos la seguridad que necesitan. Cuanto más seguro sea el entorno y más adaptado esté a sus necesidades, mas autonomía podremos facilitarles.

Además de eso, enséñale a hacer las cosas sin tu ayuda o déjale aprender por él o ella mismx. El error es el mejor maestro, y estando encima de ellxs, no les dejamos experimentarlo.  Deja que se equivoquen, así aprenderán.

l

Que jueguen y jugar juntos

El juego es satisfactorio. Si compartís momentos de juego, además de cubrir sus necesidades de juego, compartiréis un momento muy agradable.

Lxs niñxs necesitan jugar. Cuanto más juega más aprende. Es bueno que el niño o la niña jueguen con objetos cotidianos de la casa que no sean juguetes. Muchas veces se les prohíbe diciendo  “Con eso no se juega” y se crean conflictos por jugar con las sartenes por ejemplo, cuando en realidad puede ser un juego muy constructivo.

l

No tienen noción del tiempo

Se crean muchos conflictos por este tema. Tenemos que recordar que lxs niñxs no saben cuánto son 5 o 10 minutos y que a veces se les hacen muy cortitos (viendo la tele) o ¡a veces eternos! (en una tienda). Así que teniendo esto en cuenta quizá sea más fácil entenderles.

l

Lxs niñxs gritan

Se les hace difícil controlar el volumen de la voz.  Así que si gritan o hacen mucho ruido, no les culpes o no les “grites”. Enséñales.

l

Autocontrol

Los padres y las madres estresadxs son menos tolerantes, y lxs niñxs no tienen culpa de esto.

También es importante trabajar nuestro auto control.

Es importante no ser demasiado exigentes. No pasa nada por saltarse las rutinas o las normas de vez en cuando, se nos asusta diciendo que si se rompe una norma una vez no hay marcha atrás, y esto no es así. O ¿es que acaso por saltarte un stop una vez vas a hacerlo siempre en adelante?

Hay que ser flexibles, siempre y cuando no se le falte el respeto a nadie, y mantengamos la seguridad, “todo” está permitido.

l

Del error se aprende

Déjales errar. Enséñales a aprender del error.

Muchas veces no les pasamos ni una. Y eso nos hace crear un ambiente rígido. Es importante que cometan errores tomando sus propias decisiones, es así como aprenderán a cambiar su actitud para tener más éxito. Si estamos constantemente dirigiéndoles y criticándoles nunca se podrán hacer responsables de sus errores.

Recuerda que el/la  niñx construye su identidad a partir de lo que padres y madres decimos.

l

Son niños

Lxs niñxs niñxs son, así que no se les puede pedir que se comporten como personas adultas. Ahí está el mayor error. Como hemos dicho, lo que más fuerza tiene es el ejemplo, por lo que si dejamos que todo siga su curso natural, acabarán comportándose como nosotrxs lo hacemos.

l

Las consecuencias a largo plazo

Hay que tener en cuenta que lxs niñxs no entienden lo que puede pasar a largo plazo. El largo plazo no existe para ellos, por lo que no son capaces de entender las consecuencias que puede tener algo a largo plazo, como por ejemplo comer mucha fruta y verdura. Así que obligarle a comer utilizando ese argumento no tiene sentido.

l

La hora de la comida

No le obligues a comer. El hambre es un instinto. Deja que coman lo que quieran siempre y cuando toda la comida que tengan a su alcance sea saludable.

Lxs niñxs no se tienen que acostumbrar a la fuerza. Si se tiene que acostumbrar a algo lo harán a su ritmo. No le puedes tener una hora sentado a la mesa con los adultos mientras comen y tiene conversaciones de adulto. Es una tortura.

l

Intenta limitar la palabra NO

Es mejor decir lo que si pueden hacer.

Ejemplo: No pintes en la pared.

¿Quieres que pongamos un papel en la pared para pintar en el?

Sigue la regla de 3Si cada 1NO. Cada vez que les niegues algo, dales 3 nuevas oportunidades.

l

No des órdenes, convierte las órdenes en preguntas

No saltes en el sofá.

¿Quieres que pongamos un colchón en el suelo para saltar en él?

l

Actividad

Activaros. Si ves que se aproxima una rabieta, invéntate una actividad muy activa para descargar toda la energía negativa. Saltar, bailar corres, hacer movimientos exagerados…

l

Ayúdale a ponerle nombre a lo que siente

Una de las causas para que estallen, es que sienten cosas que no pueden explicar. Por eso es muy importante ayudar a poner palabras a esos sentimientos. De esa manera aprenderán a identificarlos y se sentirán apoyadxs y entendidxs, ya que verán que sabemos por lo que están pasando.

l

Acepta los sentimientos

Acepta tus sentimientos y acepta sus sentimientos y ayúdale a que los acepte. Clasificamos los sentimientos como negativos y positivos, y solo aceptamos los positivos: el amor, la felicidad, la satisfacción… Pero si de verdad queremos neutralizar una emoción tenemos que sentirla y dejar que la sientan. Sentir culpa, tristeza, o enfado  no es algo malo, es algo que hay que sentir y pasar, de lo contrario, si hacemos frente a una emoción “negativa” creamos un conflicto. Por eso es importante sentir  y dejar que sientan.

l

Paciencia

La etapa de las rabietas, es una etapa, por lo cual tener paciencia, ya que se pasará.

l

No grites, no insultes, no castigues, no compares. RESPETA, ESCUCHA, ATIENDE, PROTEGE

 

Perfil entrada blog Mireia

 

No Comments

Post a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies